[vc_row][vc_column width=”1/3″ css=”.vc_custom_1461222041991{padding-right: 50px !important;}”] [vc_column_text]

El concepto de sostenibilidad y vehículo de competición parecen de primeras estar, cuanto menos, reñidos.

Sin embargo, y a pesar de ocuparse de un nicho muy concreto de la población mundial, trae implícito avances de I+D+i ya no solo a nivel de rendimiento de máquinas o en cuanto a entrega de potencia; también en nuevos materiales y aplicaciones, lo cual abre un abanico de posibilidades que llevar a cabo.

[/vc_column_text]
[vc_tweetmeme share_hashtag=”upmMotoStudent , SustainableCompetition”][/vc_tweetmeme][/vc_column]
[vc_column width=”2/3″]
[vc_column_text font_size=”18″ line_height=”30″]

Uno de los grandes retos de los vehículos eléctricos es dotarlos de mayor autonomía, y de esta necesidad surgen investigaciones y desarrollos que implementan mejoras para proporcionar energía de alimentación a las baterías y aumentar la carga de sus celdas durante un mismo trayecto. Esto es lo que pretenden los paneles solares instalados en los llamados vehículos solares. Como tal, los coches solares son coches eléctricos con grandes paneles que recogen luz solar y la traducen en electricidad. Su desarrollo se basa en los materiales semiconductores, donde la liberación de electrones de la capa P cuando éstos son excitados pasan a la capa N, originando así la corriente de energía fotovoltaica que recarga las baterías del powertrain del vehículo.

Durante una semana el equipo UPM-MotoStudent ha tenido la ocasión de conocer esta tecnología de primera mano, invitados por personal de la universidad de Tánger para colaborar en la Moroccan Solar Race y asistir a la Cumbre Mundial del Clima.

[vc_single_image image=”746″ img_size=”full” hover_effect=”img_hover_title” title=”UPM-Motostudent Electric junto los a los anfitriones del viaje en el IRESEN”]

Esta competición internacional de coches eléctricos asistidos por energía solar está organizada por el IRESEN (Institut de Recherche en Energie solaire et en Energies Nouvelles) y consiste en un recorrido de ida y vuelta de unos 110 km por carreteras cercanas a Marrakech (Marruecos). El diseño de estos coches se centra en maximizar la eficiencia en entrega de potencia dada la variación del recurso solar, por lo que la aerodinámica adquiere en ellos un papel protagonista. Dos miembros del equipo UPM-Motostudent Electric colaboraron activamente con las universidades de Tánger y Rabat en el desarrollo de sus respectivos prototipos, ayudando a solventar problemas relacionados con la parte eléctrica y electrónica, y fruto de este compromiso durante las jornadas previas a la competición, ambos coches lograron salir a la carrera.

[vc_single_image image=”744″ img_size=”full” hover_effect=”img_hover_title” title=”Prototipo solar de la Universidad de Tánger”][vc_single_image image=”742″ img_size=”full” hover_effect=”img_hover_title” title=”Prototipo solar de la Universidad de Rabat”][vc_single_image image=”743″ img_size=”full” hover_effect=”img_hover_title” title=”Prototipo solar de la Universidad de Tánger”][vc_single_image image=”741″ img_size=”full” hover_effect=”img_hover_title” title=”Prototipo solar de la Universidad de Rabat”]

La gran referencia en competición de vehículos solares es la World Solar Challenge que se celebra en Australia cada dos años y donde ha sido posible ver revoluciones como coches de hasta 600 km de autonomía con una sola carga consumiendo en ese recorrido menos energía de la generada por sus paneles. El coche familiar Stella desarrollado por la compañía holandesa Solar Team Eindhoven, o el biplaza Sunswift Eve de ingenieros de la Universidad de Nueva Gales del Sur, han aportado importantes avances en lo relativo a estos vehículos. Muchos de los equipos participantes en la Moroccan Solar Race continúan desarrollando sus prototipos para presentarlos en la próxima edición del World Solar Challenge de Australia.

[vc_single_image image=”748″ img_size=”full” hover_effect=”img_hover_title” title=”Coche familiar Stella”][vc_single_image image=”747″ img_size=”full” hover_effect=”img_hover_title” title=”Coche biplaza Sunswift Eve”]

En la 22ª reunión de la Cumbre del Clima, COP22 (Conference Of Parties), uno de los grandes temas fue el impacto medioambiental de la movilidad y cómo tornarla en sostenible erradicando la congestión, ruido y contaminación a través de las renovables y la ingeniería eficiente. Muchos de los expositores del sector automovilístico hacían gala de sus novedades en estas tecnologías. Uno de los más curiosos fue el del grupo Renault-Nissan donde se mostraba la parte más orgánica de un Nissan Leaf cortado en sección y la nueva batería del Zoe 400, capaz de proporcionar 400 km de autonomía.

[vc_single_image image=”740″ img_size=”full” hover_effect=”img_hover_title” title=”Nissan Leaf en sección expuesto en la COP22″]

Líderes mundiales de las Naciones Unidas se dan cita en la COP para tratar estrategias mediante las que hacer frente al cambio climático y trabajar en planes de actuación de años venideros. Dentro del continente africano, Marruecos está liderando las iniciativas para dar solución al problema, y en este territorio la energía solar juega un papel clave para los planes de inversión en tecnologías limpias, así como los planes de movilidad urbana sostenible.

Puedes leer el texto redactado con motivo de la 22ª reunión de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio aquí.

Desde estas líneas queremos agradecer la experiencia a las personas que nos ofrecieron realizar este viaje.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

[vc_row][vc_single_image image=”745″ img_size=”full”][/vc_row]

Deja un comentario