Un año liándola, un año haciendo cosas. Un año buscando límites, varios días superándolos.

Dedicado a nuestros mecenas.

Como ya sabéis somos un grupo formado exclusivamente por estudiantes. Esto quiere decir, entre otras cosas, que ni cobramos ni tenemos capacidad de invertir cantidades suficientes para sacar adelante el proyecto por nosotros mismos. Por lo tanto, el proyecto lo financiamos entre la universidad, los propios miembros y los patrocinadores /mecenas que confían en nosotros y creen que merece la pena brindarnos esta oportunidad de aprender, que el día de mañana todo esto nos hará más útiles para la sociedad.

Esas empresas, personas o instituciones que nos patrocinan son otro de los motivos por los que siempre estamos ahí

En todas las reuniones de equipo se puede escuchar al menos una vez “sin patrocinadores no hay moto” y es verdad, pero no solo a nivel económico que es el más habitual, si no a nivel de responsabilidad. Por supuesto esto lo hacemos en primer lugar por nosotros, por ver hasta dónde podemos llegar y porque disfrutamos con ello. Pero esas empresas, personas o instituciones que nos patrocinan son otro de los motivos por los que siempre estamos ahí. Aunque las cosas pueden salir mejor o peor, lo que no puede ser es que quien te ha dado un voto de confianza vea que el esfuerzo no está a la altura, “por trabajo, ganas y buen ambiente que nunca sea” es otra frase muy escuchada en el equipo. Hacemos motos de competición y aquí o vas al 110% o no vas, a medio gas no se ganan carreras.

Este año hemos trabajado tanto como los 2 anteriores, pero quizá hemos aprendido más gracias a que hemos podido rodar en circuito en 5 ocasiones. Gracias, Real Motoclub de España. Esto supone que hemos recopilado más de 10 millones de datos con los que optimizar el diseño del nuevo prototipo, que hemos mejorado la organización en box, que hemos afinado la puesta a punto de la moto y que hemos encontrado los límites de nuestra EME16E (y hemos logrado desplazarlos ligeramente base de pequeñas mejoras). Estos tres últimos puntos serán igual o más importantes que el diseño dentro de un año en uno de los fines de semanas más importantes de nuestras vidas.

hay que jugar en el límite, […] superarlo ligeramente y […] desplazarlo un poco más allá

En general nada funciona a la primera en este tipo de proyectos, es algo común cuando se busca el límite y se tiene poca experiencia, nos pasa a nosotros y le pasa a Honda en Fórmula 1. Sobre el papel todo funciona, pero si no se contrasta en la pista no sirve de nada. Por eso es crítico haber podido rodar en este 2017. De nuevo, para ganar carreras hay que jugar en el límite, para jugar con el límite es necesario saber dónde está, para saber dónde está es necesario superarlo ligeramente y superarlo ligeramente te permite aprender a desplazarlo un poco más allá.

Nos queda un año de trabajo, de ponernos a prueba y de días muy intensos. Como dice Elon “The reality is great highs, terrible lows and unrelenting stress. Don’t think people want to hear about the last two”. Nos gustan esos contrastes, casi los necesitamos y el día que todo esto acabe vamos a echarlo de menos. “la liamos porque estábamos haciendo cosas, pero lo arreglamos porque no dejamos de hacerlas” o “si la lías es que estás haciendo cosas” son otras de las frases que podréis escuchar si os pasáis a visitarnos algún día mientras trabajamos.

Volviendo al principio, me gustaría agradecer a todos los patrocinadores y mecenas su confianza y su apoyo a nivel económico, formativo y de responsabilidad. Va a ser un año bonito, ¿nos acompañas?

Deja un comentario